La transferencia en psicoterapia

En el momento en que me he propuesto escribir sobre la transferencia no dejo de pensar en  lo complejo que es reflexionar sobre la transferencia en relación a nuestra vida social del pasado y actual. Me viene a la mente un gran engranaje de sentimientos cruzados entre las personas que configuran mi entorno y los que ellos deben tener también conmigo y su entorno.

La identidad de cada uno de nosotros está sujeta a una serie de estructuras relacionales que mantenemos con nuestros padres, hermanos, primos, abuelos, amigos, profesores, novios, conocidos, jefes, etc. Desde que nacemos una serie de circunstancias aleatorias configuran un escenario con un ambiente concreto y con unos personajes concretos. Una puesta en escena que de alguna forma te invita desde que eres un bebé a responder a los estímulos que todo ello te dirige. Utilizo la metáfora del teatro porque me ayuda a imaginar una manera de observar desde fuera cómo se relacionan todos estos parámetros.

Con todo, nuestra respuesta como bebés y luego niños y más tarde adolescentes y adultos, está vinculada a estos estímulos y que éstos de alguna forma hacen que construyamos nuestra personalidad. Podría entonces llegar a la conclusión de que somos un espejo de lo que experienciamos a través de lo que sentimos en relación con los demás y el entorno. Esos estímulos son diferentes en cada caso, y aún siendo los mismos, cada uno los procesa de distinta manera. Tampoco somos meros contenedores sino que hay también una buena parte de propia forma de ser determinada por los genes.

Experiencias relacionales en la psicoterapia:

En términos del psicoanálisis la transferencia son los sentimientos que despierta en el paciente la relación con el terapeuta. La persona transfiere inconscientemente y revive, en sus nuevos vínculos, sus antiguos sentimientos, afectos, expectativas o deseos infantiles. Es la herramienta fundamental con la que cuenta el psicoanálisis (S. Freud, 1915). La contratransferencia es lo contrario. Es lo que hace sentir al terapeuta el paciente. Como terapeuta se puede utilizar para entender qué hace sentir a los demás el paciente. Hay que saber diferenciar si un sentimiento surge de cómo hace sentir el paciente o si surge de otra cosa que no tiene nada que ver con el marco de la terapia, algo de la vida personal del terapeuta. Yo me sitúo en un punto intermedio entre el rol de paciente y el de terapeuta. Como arteterapeuta me someto contínuamente a uno u otro punto de vista. Para abordar las experiencias relacionales en la psicoterapia por el arte usaré mi propia vivencia como paciente sobre la creación de una experiencia nueva entre terapeuta y paciente.

Inés Rojo

Nit de l'Art Sant Cugat

Dissabte 25 de maig de 2019

Escriptura expressiva

Aquí comparteixo la meva passió per l’escriptura expressiva. També hi trobareu informació sobre els tallers que organitzo.

Ate Arteterapia

Psicoterapia Artística

desdelsofa

espaiCreatiu

Arte que Sana

CREAR PARA SANAR

Arteterapia | Mario Robles

Consulta de Arteterapia arteterapia@mariorobles.es 616419014

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close