¿Cómo?

  • Sesiones individuales o en grupo bajo conducción de un arteterapeuta.
  • En arteterapia el setting supone unos ciertos límites que posibilitan la base para el trabajo terapéutico. Estos distintos factores y límites, hacen que la relación entre paciente y arteterapeuta y su proceso, sea realmente terapéutico, ofreciendo la contención, seguridad y confianza necesarias. Antes de empezar, se suelen llevar a cabo entre dos y cuatro sesiones de asesoramiento, en las que mutuamente se decide si emprender el camino del tratamiento en arteterapia o no. Por tanto debe quedar muy claro que es un compromiso establecido desde la libertad de ambas partes. Los elementos más importantes que lo componen son:

La confidencialidad. Entre paciente y terapeuta, en supervisión y en el equipo profesional.

El respeto. Entre paciente y terapeuta, entre los miembros del grupo, y también con respecto a espacio y materiales.

El tiempo. Siempre el mismo día y a la misma hora. Se tiene en cuenta en cada caso la posible duración del tratamiento, las ausencias y el trabajo con respecto a los períodos de vacaciones.

El espacio. Un espacio determinado para la terapia, siempre el mismo. Con mobiliario adecuado al propósito y sin exceso; poca decoración. A ser posible, con agua.

Los materiales. Materiales adecuados a cada caso, tanto en sus características como en la cantidad.

La obra artística. Carpetas y armarios donde poder guardar la obra de forma confidencial.

  • Desde que el paciente llega hasta que se va, consideramos todo lo que ocurre como significativo, y procurando ver qué es lo que el paciente nos comunica detrás de las palabras, gestos, su modo de trabajar, sus imágenes y, sobretodo, a través de nuestras propias emociones al respecto.

 

  • El arte como expresión simbólica no verbal puede ser muy útil cuando el habla está impedida por motivos físicos o psicológicos pero también para poder expresar cosas difíciles de decir, confusas o desconocidas para la persona. El uso de la metáfora como distanciamiento estético que permite que la persona mantenga sus mecanismos de defensa.

 

  • Las sesiones se componen de tres partes diferenciadas:

1ª acogida, llegada (verbal)

2ª creación (no verbal o verbal)

3ª recoger reflexión (verbal)

 

  • Sesión tras sesión, obra tras obra, el arteterapia permite acercarse, elaborar y expresar experiencias dolorosas o difíciles de una forma segura y sin juicio.

 

  • Fortalecer o rescatar la parte sana del paciente a partir de la creación, el vínculo y el juego.

 

  • Confidencialidad acerca del paciente, el contenido de las sesiones y las obras.

 

  • No es necesario tener conocimientos artísticos. El proceso es más importante que el resultado.

 

  • Se utilizan diferentes materiales artísticos del ámbito plástico como la pintura, escultura, dibujo, fotografía, vídeo o collage.

 

  • No es directivo, por lo que la persona dispone de libertad para escoger el soporte o material en todo momento.

*Algunos títulos básicos sobre Arteterapia para estudiantes, otros profesionales o interesados:

Diálogos entre arte y terapia. Eva Marxen. Ed. Gedisa. 2011

El arte como terapia. Tessa Dalley. Ed. Herder. 1987

The handbook of Art Therapy. Caroline Case-Tessa Dalley. Ed. Routledge. 1992

 

buckets-of-art-tools-1633156

 

 

Nit de l'Art Sant Cugat

Dissabte 25 de maig de 2019

Ate Arteterapia

Psicoterapia Artística

desdelsofa

espaiCreatiu

Arte que Sana

CREAR PARA SANAR

Arteterapia | Mario Robles

Consulta de Arteterapia arteterapia@mariorobles.es 616419014

educatiocat.wordpress.com/

Formació educativa

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close